Crítica: Vetusta Morla – Mapas [2011]

por Jerome

No es fácil comenzar a escuchar el nuevo trabajo de Vetusta Morla sin tener prejuicios. Prejuicios provocados por el fantástico trabajo que nos presentaron en su anterior largo, ‘Un día en el mundo‘ [2009], autoeditado como éste y lleno de canciones que ya forman parte de nuestra vida. Si, de esas que cuando uno las escucha nos transmiten sensaciones, nos recuerdan momentos, uno de esos discos que se escucha de principio a fin, disfrutando de cada acorde sin que nos demos cuenta de que de repente, se ha terminado.

Por ello, prefiero que esos prejuicios formen parte de esta crítica antes que intentar, seguramente sin éxito, deshacerme de ellos.

Lo primero que podemos apreciar en ‘Mapas‘ es su magnífica edición, en cartón si, pero exclusiva como pocas, con un tamaño algo superior al habitual y con una portada que parece mostrar un mapa con varios caminos, como dándonos a elegir cual tomar. Y esa posibilidad de elegir también la vamos a encontrar dentro de la caja, en forma de postales, que lejos de ser unicamente el original lugar donde podemos encontrar las letras de las canciones, son también algo como un juguete que encaja perfectamente con la portada del disco y que podemos utilizar para ‘customizar’ como nos plazca la portada del mismo.

Estos detalles que están lejos de lo puramente musical, son esas cosas que también gustan a determinados aficionados o coleccionistas, para hacerse con una edición que algún momento será imposible de conseguir. Efectivamente, yo me encuentro entre estos últimos.

Pero hablemos de música.

La primera vez que escuché a Vetusta Morla me fascinó la voz de Pucho, es diferente, le da otra dimensión a las canciones, no se concibe a Vetusta Morla sin su voz, de la misma manera que no se puede concebir la tortilla de patata sin cebolla. Esa misma sensación se tiene al escuchar cada uno de las canciones de este disco, complejas, por qué no decirlo, como sucedía con el primero, quizá mas, pero eso a lo mejor es debido a los prejuicios de los que hablábamos.

‘Mapas’ empieza fuerte, al menos en mi caso ‘Los días raros‘ es el corte que más me gusta del LP, frágil, pero potente a medida que avanza y con un directo tremendo. Seguidamente llega ‘Lo que te hace grande‘, sencilla, fácil, una delicia para melancólicos que quieran acordarse de alguien querido, una pasada para cualquier oído. Tras estos dos temazos llega ‘En el río‘, quizá la que más me cuesta de todas, tengo que reconocer que lo intento pero por el momento no doy con el punto, aunque no tengo prisa y me sobran ganas de encontrarle sentido.

Sintonizar, reagrupar pedazos .. en mi colección de medallas y de arañazos.

Los dos siguientes temas, ‘Baldosas amarillas‘ y ‘Boca en la tierra‘, representan otro de los momentos altos de este LP. ‘Baldosas amarillas’ es un jeroglífico para los mortales, que sólo podemos hacer hipótesis sobre su verdadero significado, seguro que algunos se acercan, pero sólo los chicos de Vetusta Morla saben lo que realmente quieren decirnos.

Dicen que después de la tempestad, viene la calma. Si tempestad es ‘El hombre del saco‘, la siguiente en el CD, una canción trepidante desde el principio, la calma es ‘Maldita dulzura’. Les he escuchado decir más de una vez que ‘Maldita dulzura’ fue escrita para ser cantada por un dueto. Es una maravilla cantada por Pucho, pero ¿y cantada en dueto?, ¿quién se os ocurre que podría ser buena compañera?… os imagináis a Lourdes Hernández de Russian Red o a Zahara, creo que cualquiera de sus voces junto a  la de Pucho serían una combinación perfecta.

Me hablas de ruina y espina, te clavas el polvo en la herida

me culpas de las alturas que ves desde tus zapatos…

Con ‘Cenas ajenas‘ nos acercamos de nuevo a ese lugar al que nos lleva ‘En el rio’, más clara en su significado que esta, pero con ese aire de estar escuchando a un cuenta cuentos que parece hablarnos de ese ‘voyeur’ que todos llevamos dentro, mirando las vidas de otros a través de lo poco que se puede observar por sus ventanas.

Y llegamos al corte que da título al disco, ‘Mapas‘, con poco gancho en mi opinión, sencilla de escuchar y con un mensaje positivo muy parecido al que en su momento nos transmitieron con ese himno que ya es ‘Copenhaghe‘.

La segunda mitad del disco me gusta menos que la primera, tengo la sensación de que los temas son menos arriesgados o con menos fuerza en las letras, que no malos. Quizá ‘Canción de vuelta‘ se sale un poco de este patrón.

Cerrando el disco dos temas, ‘Escudo humano‘ y ‘Mi suerte‘, muy en la línea de este grupo de canciones que encontramos en la segunda mitad de ‘Mapas’.

Como comentaba al principio, su primer disco es un tesoro, una obra fantástica de esas que no suelen darse mucho últimamente y quizá eso es lo que ha generado unas expectativas tan grandes con ‘Mapas’, que como era de esperar, no es tan grande como el primero, aunque si que es un disco notable. Resumiendo, buen trabajo, imprescindible para amantes de la música patria por contar con ‘Los días raros, ‘Maldita dulzura’, ‘Lo que te hace grande’, ‘Baldosas amarillas’ o ‘Boca en la tierra’. cinco temas tremendos que están acompañados de otros que lejos de ser malos, carecen de ese ‘algo’ que tenían hasta ahora todas las canciones de Vetusta Morla.

Nota: 7/10

Anuncios

4 Responses to “Crítica: Vetusta Morla – Mapas [2011]”

  1. Correcto segundo trabajo de Vetusta Morla tras el brillante primero. 4 ó 5 buenas canciones entre las que destaco “Boca en tierra”. Salvo una estrofa:

    Y nos echamos tanto de menos
    que nos da por despegar
    en avenidas de pegamento, clavados por las rodillas.

    Me chirría un poco. Bien hubiese merecido una noche sin dormir para limar esta parte, y así dejar una canción redonda, casi al nivel de “Al respirar” de “Un día en el mundo”. “Maldita dulzura” es otra canción que te apetece escuchar varias veces.

    Mantienen esa caracteristica que hace que a medida que vas escuchando el disco, le vas sacando cosas. Posiblemente por ese mismo motivo tendrán dificil ser número uno de una cadena musical de gran audiencia al no llamarte la atención la primera vez que la escuchas. Quizá por ese mismo motivo recojere con la misma avidez que éste su siguiente trabajo.

  2. Más que correcto en mi opiniñon, pero de acuerdo contigo en casi todo.

    Es un disco con tantos matices que es dificil de asimilar a la primera. Se aleja, seguramente a propósito, de las letras fáciles, lo que convierte cada canción en un de esos cuadris en los que por mas que pase el tiempo, no dejas de descubrir detalles.

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: